CONSEJOS PARA EL MANTENIMIENTO DE TU BARCO

Una vez ya has comprado una embarcación debes tener ciertos factores en cuenta para tenerlo todo en regla pero sobre todo deberás tener el conocimiento para mantener tu adquisición para que tenga una larga vida, que eso es lo que nos interesa.

Lo más importante es mantener una constancia en cuanto a las revisiones que le deberás hacer a tu barco ya sea nuevo o de segunda mano. Es mejor si lo haces periódicamente para evitar así mayores problemas en un futuro y aparte mayores costes en reparaciones. Se debe tener en mente que todo los ajustes que se le realice al barco es una inversión puesto que aumenta su valor y la vida de la embarcación.

Lo que debes tener sobre todo en cuenta de tu barco es el cambio de aceite y la balsa en general suele ser lo que más revisión necesitan todos los barcos, dependiendo del tipo de embarcación que hayas adquirido se deberá tener más en cuenta otros factores también como sería el mástil y el control de la jarcia.

Otro factor a tener en cuenta sobre el cuidado de tu embarcación obviamente siendo constante en es el pulimiento regular y la cera para la fibra de vidrio del barco, aunque para las zonas más grandes de un barco es mejor una pulidora eléctrica. La teca de los barcos si no se cuida bien el recambio es una de las cosas más costosas , y no por el precio si no por que su vida útil no es tan larga como podría ser otras partes del barco, por lo tanto tiene mucha importancia por su probable deterioro.

Debes observar también algunos elementos como que solo se pueden tener en cuenta una vez el barco este en marcha para ver si su funcionamiento es correcto o si tiene algún fallo como sería el motor, si produce algún ruido molesto o fuera de lugar, si hay demasiado olor ya sea ha quemado o combustible, o que si la dirección del barco no funciona bien.

En cuanto al motor de tu barco debes tener cuidados con el líquido refrigerante, los filtros, el aceite, etc. Todo aquello que este relacionado con los cuidados de un motor deberá estar escrito en el manual que te explicará cómo funciona específicamente el barco que has comprado. Como ya se sabe cada barco es diferente.

Lo más importante es saber toda la información sobre tu barco para poder adaptarte a él lo mejor posible, ya que lógicamente algunas embarcaciones tienen más cuidados que otras pero la constancia debe ser siempre la misma.

Puede que hayas escuchado hablar sobre el Cuaderno de Bitácora, pues aquí es donde debes apuntar todos los acontecimientos sobre tu barco ya sean reparaciones o cuidados que le hayas dado y así tener un buen seguimiento del mismo. Al fina a todos se nos puede olvidar lo que hemos hecho, en cambio con el Cuaderno te aseguras de que lo llevas todo a la perfección y ahorrarte un disgusto. Aparte si a futuro quieres vender tu embarcación con este registro el valor puede aumentar y aparte habrá más fiabilidad.

Si no tienes claro al cien por cien sobre el como hacer una reparación o algún cuidado en específico lo mejor es que lo realice un profesional o preguntarle para así realizarlo la próxima vez.

El sistema eléctrico de tu barco también es un factor muy importante, las baterías es lo más importante del barco pero normalmente lo mejor es que esto lo lleve un especialista. La iluminación para el desplazamiento del barco en el agua es inevitable tener que revisarlo. Luego también está el sistema de navegación, radar y alarma fuera de rumbo.

Para hacerte una idea cada implantación que tiene tu barco tiene un tiempo de vida muy diferente al resto, estás son unas aproximaciones de cuanto podría llegar a durar, pero siempre puede cambiar ya sea por avería o por la calidad.

El motor puede llegar de 15 a 20 años, el mástil hasta 25 años, la jarcia dependiendo del tipo de barco puede ser entre 5 y 10 años, la jarcia móvil hasta 10 años, la electrónica de 5 a 15 años, la teca entre 10 a 20 años, la tapicería 10 años, las baterías son lo que menos puede durar hasta 3 años y si hay suerte 5 años, los toldos si hay suerte y no pasa nada hasta 10 años.

Lo mejor antes de comprar un barco es adquirir información sobre que tipo de mecanismos y estructuras tiene y hacerse un idea de la vida útil y si tiene peligros. Así podrás hacer una especie de presupuesto de cuales serían los gastos económicos que podrías llegar a tener.

En resumen si tienes una embarcación debes ser una persona aseada y organizada, y si aún no has comprado tu barco debes tener en mente que es una responsabilidad constante.

Igual te puede interesar: otros cuidados para tu barco: cabos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: